Etiquetas

La excusa para iniciar este Blog fue recoger el guante que me lanzaron Anijol y el Niño Desgraciadito, e intentar explicar de forma que lo pueda entender todo el mundo, porque no se electrocutan los pájaros que se posan en los cables de Alta Tensión. No se si es un tema muy apasionante, pero lo prometido es deuda.

En primer lugar habría que explicar porque nos electrocutamos al tocar un cable eléctrico. Doy por supuesto que os habéis estudiado el tema anterior, y que ya conocéis los términos Tensión, Intensidad y Potencia. La opinión generalizada (incluso para muchos que son de ciencias) es que el riesgo de muerte va asociado a voltaje del cable:  si tocamos un cable de alta tensión (entre 1.000 y 400.000 voltios)  seguro que palmamos, si tocamos uno de baja tensión (los de nuestra casa son de 220 voltios) probablemente sólo experimentemos una sensación dolorosa (calambre), y si tocamos una pila no notaremos nada. Bueno eso es verdad a medias, depende de como toquemos el cable.

En realidad lo que provoca el daño no es la tensión sino la corriente (Intensidad) que pasa por nuestro cuerpo. Valores por encima de 0,03 amperios (30 miliamperios) pueden ocasionar fibrilación ventricular del corazón y la muerte por paro cardiaco (en realidad también interviene el factor tiempo, pero no nos vamos a poner tan estupendos en el primer post). Por esta razón el interruptor de protección diferencial de nuestras casas está ajustado a ese valor.

En esto de la electricidad hay una fórmula que lo explica casi todo. Es la Ley de Ohm, que dice que la Tensión es igual a Intensidad multiplicado por Resistencia (V = I x R), y por lo tanto la intensidad es igual la Tensión dividida por la Resistencia (I = V/R)

La resistencia del cuerpo humano es de alrededor de 1.000 ohmios, por lo que si tocamos un cable de nuestra casa sin haber tomado la precaución de “quitar los plomos”, por nuestro cuerpo podría circular una corriente de hasta I = 220 / 1.000 = 0,22 Amperios (222 miliamperios), por lo que si no salta el diferencial, podemos irnos al otro barrio. Si estamos en la ducha o con los pies mojados la resistencia sería menor y la corriente mucho mayor.

Entonces, ¿por qué no se electrocutan los pájaros cuando se posan en los cables de alta tensión? En realidad todo depende de cómo toquemos los cables. Lo que hace que circule la corriente (el río en la explicación de ND), es que haya una diferencia de tensiones (una diferencia de alturas, en el caso del río). Si no hay diferencia de alturas el río no fluye, no tiene corriente, se convierte en un lago.

Imaginemos que nuestro cuerpo esta hueco, y que ponemos la mano en la parte alta de la cascada y nuestros pies en la poza. Por el interior de nuestro cuerpo circulará parte del agua de la cascada: cuanto mayor sea el hueco (menos resistencia) mas agua pasará. Cuando tocamos un cable nuestra mano esta a la tensión del cable (por ejemplo 220 voltios) y nuestros pies a la tensión de tierra que es 0 voltios (porque los neutros de los transformadores se conectan a tierra, pero eso es otra historia). Por eso circula una corriente por nuestro cuerpo, porque hay una diferencia de tensiones, y lo que es peor atravesando nuestros órganos vitales, entre ellos el corazón, por lo que podemos sufrir una parada cardiaca.

Sin embargo si estamos en un lago por nuestro cuerpo hueco no circularía ninguna corriente: el pájaro encima de un cable tiene sus dos patas a la misma tensión (la del cable), no hay diferencia de potencial, por lo que no circula ninguna corriente por su cuerpo, y por eso no les pasa nada.

Otra cosa ocurre con aves de gran envergadura (buitres, cigüeñas,…) cuando tocan simultáneamente dos de los cables o el cable y el poste, entonces si que hay diferencia de potencial, y ….. prrrfffffffffffff.

Anuncios