Etiquetas

Este finde he instalado Internet a unos familiares que no lo habían usado nunca.

Ha sido increíble, de verdad. No es creáis que es tan fácil enseñar a alguien de más de 50 años (que además no sabe inglés) cual es la diferencia entre Facebook y Outlook. O porque no es necesario poner tus datos reales al registrar una cuenta de correo. O tener que  explicar que no se debe usar la fecha de nacimiento como contraseña, etc, etc, etc.

Este vídeo da una idea de mis padecimientos 😉

Y lo peor de todo es que la cosa no ha hecho más que empezar: he tenido que poner un   Help Desk telefónico para atender las incidencias producidas durante la semana. Y para el próximo finde ya me han invitado otra vez a comer, para que les enseñe a manejar el proceloso mundo del comercio electrónico.

Anuncios